Cómo presentar catálogos y proyectos a clientes

La imagen lo es todo cuando hablamos de negocios, especialmente de ventas. Ofrecer una imagen correcta a los posibles clientes puede suponer la diferencia entre que estos decidan trabajar o no con nosotros. Y parte de esta imagen radica en una correcta presentación de los catálogos de productos y de los proyectos que se elaboran de manera personalizada para los clientes.

Las Carpetas con Anillas corporativas son una de las mejores formas de presentar proyectos porque ofrecen grandes ventajas respecto a otros formatos:

-Permiten que cada hoja pueda ir plastificada y perforada, siendo totalmente resistente al agua y soportando muy bien el ser tocada por muchas personas. El pastificado de las hojas es fundamental para que la apariencia de un catálogo siempre sea impecable y no haya marcas de dedos o de suciedad en las páginas. Además, al estar plastificadas, son más resistentes y no se van a arrugar o romper los agujeros de los taladros con facilidad.

-Puede alterarse el orden de las páginas tantas veces como sea necesario. Si hay cambios en un producto, solo hay que quitar una hoja y colocar la nueva sin tener que realizar otras modificaciones en el catálogo. Además, este puede alterarse para la ocasión, conteniendo solo los productos de los que se quiere hablar y retirando otros que o bien no tienen importancia para el cliente o bien no nos interesa mostrar por el motivo que sea.

-Permiten quitar una hoja para que el cliente pueda verla más de cerca, hablar sobre eso en concreto o incluso fotografiarla o hacer una copia para que el cliente pueda tenerla. Y esto se puede hacer tantas veces como se quiera sin que se deteriore el material. Esto es muy importante para mantener la imagen.

-En el caso de proyectos, pueden introducirse cambios, modificar una hoja, cambiarla por otra o incluso añadir nuevas páginas de una forma sencilla y sin tener que variar todo en encuadernado para poder hacerlo.

Estas carpetas, además, resultan económicas ya que están realizadas en cartón. Este cartón puede personalizarse de muchas maneras, incluso plastificándose para hacerlo más resistente. Las carpetas de una empresa pueden llevar su logo y usarse tanto para los fines que hemos visto como para guardar la documentación en las estanterías de la empresa, lo que hace que la imagen corporativa sea mucho más uniforme y elegante que si se usan diferentes carpetas.