El boom del ‘caravaning’ 

Me cuentan desde algún negocio especializado en venta y alquiler de caravanas que estos dos últimos años ha sido una locura y que el nivel de ventas y alquileres ha subido al calor de este boom del ‘caravaning’ que se explica principalmente por el asunto de la pandemia. España era un país con cierta afición a viajar en caravana, aunque por detrás de otros países como Alemania, Italia o Francia. Pero la situación que se ha vivido en los dos últimos años ha cambiado las cosas, también en nuestro país.

Muchos nuevos usuarios que hace un par de años no consideraban esta forma de viajar, han empezado a preguntar por caravanas precios comprar. Y es que se presenta como una alternativa más indicada para los tiempos que corren por diversas razones. Para empezar, se trata de una forma de viajar en la que no tienes necesariamente que tener contacto con otras personas más allá de las que viajen contigo. A pesar de que tendrás que instalar la caravana en un sitio legalmente habilitado para ello como campings o acampadas, la mayoría de servicios los tienen dentro de tu propia caravana.

Por otro lado, es una forma de viajar muy flexible que no está sujeta a cancelaciones de última ahora. Salvo los confinamientos que vivimos en la peor época de la pandemia, viajar en caravana no supone tener la incertidumbre de perder el dinero de una reserva de hotel o de un billete de avión, algo que ha estado a la orden del día durante todo este tiempo.

Pero, además, los usuarios preguntan por caravanas precios comprar porque se sienten atraídos por un estilo de vida diferente al que muchos nos hemos acostumbrado. Estar más en contacto con la naturaleza, salirse un poco de las zonas más turísticas y conocer nuevos rincones son algunos de los atractivos de esta forma de viajar.

Aunque algunos de los negocios vinculados a las caravanas alertan de una falta de stock, sobre todo de repuestos debido a la alta demanda y la falta de servicio de algunos fabricantes por la pandemia, parece que el boom del caravaning ha llegado para quedarse.