Nunca es tarde para disfrutar 

A mí me sigue gustando ir a la mercería y comprar las cosas que necesito para mis proyectos, pero es verdad que hoy en día también en internet se puede encontrar de todo. Y como por las circunstancias que todos conocemos pasamos una temporada sin poder ir a nuestras tiendas de toda la vida, a mí me sirvió para descubrir un montón de ideas por internet. 

Para alguien como yo que no está muy acostumbrada a comprar por internet, al principio me resultó un poco raro. A mí me gusta ir a la tienda y hablar con las chicas que ya me conocen. Ir la mercería es como un pasatiempo para las que nos gusta hacer labores y proyectos de costura. No se trata solo de llegar, comprar e irse: hablamos de que lo vamos hacer, intercambiamos experiencia y consejos y demás. Y eso, desde luego, no se puede hacer en una tienda por internet, al menos no del mismo modo. Pero los tiempos cambian y hay que adaptarse.

Y lo que he descubierto es que en la red también puedes encontrar consejos y experiencias y una comunidad con muchas ganas de compartir proyectos. Cuando buscaba hilo de plomo cortinas y encontré una tienda por internet que me lo servía y en pocos días ya lo tenía en casa empecé a darme cuenta de que quizás no estaba tan mal. Además, encontré un blog en el que se daban muchos consejos para elaborar cortinas, que era en lo que yo estaba metida en aquel momento.

Porque llevo ya bastantes años con esto, pero siempre se puede aprender un poco más. Incluso mi hija me ha dicho que debería yo misma abrir un blog o incluso un canal de YouTube en el que ofrecer mis proyectos y dar consejos a otras personas interesadas en este mundillo. ¡Hacerme youtuber! Yo ya no estoy para esos trotes, pero es verdad que mi hija me ha despertado el interés por todo esto.

Así mi hija me grabó mientras yo hacía mi proyecto con el hilo de plomo cortinas y luego ella se encargó de editar el video y subirlo a internet. Y la sorpresa es que ha tenido un montón de visitas. Menudo panorama ahora: tendré que buscar un representante…

El dermatólogo puede ayudarte a mantenerte joven

Estamos acostumbrados a ver a los médicos como especialistas de la salud exclusivamente. Pero también pueden ayudarnos de otras maneras, por ejemplo en el caso de un dermatologo especialista en tratamientos cara no solo nos ayudará a mantener la piel sana, sino también bonita y joven.

Los dermatólogos especializados en estética se ocupan no solo de la salud de la piel, sino también de su belleza. Y lo hacen con la seguridad de que estamos contando con un profesional médico que no va a actuar de forma inapropiada o causarnos daños, como puede pasar con algunos autoproclamados especialistas en estética que, a la hora de la verdad, solo son especialistas en cobrar mucho dinero pero sin garantías.

Las clínicas de dermatología estética cuentan con un dermatólogo al frente que es quién se responsabiliza del trabajo de todo su equipo. El se encarga de atender al paciente para efectuar un diagnóstico de su piel y recomendarle los tratamientos más adecuados para su caso. A la hora de aplicar los tratamientos, suelen ser profesionales especializados en los mismos quienes los realizan, pero siempre bajo la supervisión del dermatólogo que es quién se encarga de escoger a la gente de su confianza.

Gracias a esto tendremos la seguridad de que el tratamiento que nos están haciendo es el más adecuado para nosotros. Que las máquinas que se emplean en los tratamientos tienen todas las garantías y que los profesionales que nos atienden son eso, profesionales. Y, por tanto, sabemos que nuestra piel estará cuidada de la mejor manera.

Ya sea una limpieza en profundidad, un tratamiento para eliminar manchas o cicatrices o un avanzado proceso para difuminar las líneas de expresión, el resultado será que al vernos ante el espejo nos veremos mucho mejor, con un aspecto mucho más atractivo y una piel más joven y mucho más resplandeciente. Nos gustaremos más y eso se notará de cara a los demás que también nos percibirán de una manera mucho más positiva.

En estas clínicas también nos ofrecerán las recomendaciones más adecuadas para tratar la piel en casa, desde cremas personalizadas o serums de última generación hasta rutinas diarias para el cuidado de la piel, que aprenderemos a realizar nosotros mismos y que harán que los resultados de los tratamientos realizados en la clínica se noten más y lo hagan durante mucho más tiempo.