RELAJARSE MERECE LA PENA

Unos amigos que tenemos en el País Vasco viajan todos los años a Valencia, más que nada porque la chica de la pareja creo que tiene familia allí. Por fortuna también vienen a vernos a nosotros cuando pueden pero este año han tenido a su segundo hijo y han decidido que este año solamente iban a ir al viaje de Valencia porque así aprovechaban para usar un bono regalo talaso Valencia que les habían regalado sus padres y si no iban a usarlo este año les iba a caducar y sería una pena no poder pasar un buen rato relajados. 

 

Aquí, cerca de mi casa tenemos dos talasos pero por desgracia nunca he podido ir a ninguno. Me han dicho que en uno de estos talasos hay una piscina de agua tan salada que simula el mar muerto, pero también me han dicho que si alguna vez te metes en una piscina de este estilo es mejor que no tengas ninguna clase de herida porque de lo contrario la herida te va a escocer como nunca habías imaginado antes. No es que tenga demasiado tiempo ni dinero normalmente para ir a esta clase de establecimientos de relax. Hace unos años iba bastante a menudo al balneario de mondariz, porque de allí es uno de mis amigos e iba bastante a su casa y siempre que estábamos allí aprovechamos por lo menos un día para ir hasta el balneario y relajarnos antes de volver a la ciudad. Todo el mundo nos decía que no fuéramos al balneario antes de coger el coche para volver a la ciudad que era peligroso pero de todas las veces que fuimos a ese balneario siempre volvimos a casa perfectamente y nunca tuvimos ningún problema, ni de somnolencia ni de nada. Eso sí salíamos de allí como si fuésemos unas pasas, ya que aprovechábamos el todo el tiempo que nos estaba permitido. Lo bueno que tenía este balneario es que nos cobraban como si fuésemos del pueblo gracias ya no a mi amigo sino a su padre. Espero poder volver rápido a un a un talaso o aun balneario porque merecen la pena.

Deja una respuesta