RELAJARSE MERECE LA PENA

Unos amigos que tenemos en el País Vasco viajan todos los años a Valencia, más que nada porque la chica de la pareja creo que tiene familia allí. Por fortuna también vienen a vernos a nosotros cuando pueden pero este año han tenido a su segundo hijo y han decidido que este año solamente iban a ir al viaje de Valencia porque así aprovechaban para usar un bono regalo talaso Valencia que les habían regalado sus padres y si no iban a usarlo este año les iba a caducar y sería una pena no poder pasar un buen rato relajados. 

 

Aquí, cerca de mi casa tenemos dos talasos pero por desgracia nunca he podido ir a ninguno. Me han dicho que en uno de estos talasos hay una piscina de agua tan salada que simula el mar muerto, pero también me han dicho que si alguna vez te metes en una piscina de este estilo es mejor que no tengas ninguna clase de herida porque de lo contrario la herida te va a escocer como nunca habías imaginado antes. No es que tenga demasiado tiempo ni dinero normalmente para ir a esta clase de establecimientos de relax. Hace unos años iba bastante a menudo al balneario de mondariz, porque de allí es uno de mis amigos e iba bastante a su casa y siempre que estábamos allí aprovechamos por lo menos un día para ir hasta el balneario y relajarnos antes de volver a la ciudad. Todo el mundo nos decía que no fuéramos al balneario antes de coger el coche para volver a la ciudad que era peligroso pero de todas las veces que fuimos a ese balneario siempre volvimos a casa perfectamente y nunca tuvimos ningún problema, ni de somnolencia ni de nada. Eso sí salíamos de allí como si fuésemos unas pasas, ya que aprovechábamos el todo el tiempo que nos estaba permitido. Lo bueno que tenía este balneario es que nos cobraban como si fuésemos del pueblo gracias ya no a mi amigo sino a su padre. Espero poder volver rápido a un a un talaso o aun balneario porque merecen la pena.

El cine en las ciudades pequeñas

La industria del cine ha avanzado a pasos agigantados. Gracias a estos avances, no solo podemos disfrutar de unas mejores películas con efectos especiales, sino que también ahora estas llegan a muchos más lugares gracias a las mejoras en la distribución. Debido a esto, ahora es posible disfrutar de grandes estrenos de cartelera en Cines en Vilagarcía de Arousa.

La razón que explica esto es bastante sencilla. No hace muchos años, las películas de cine eran distribuidas a lo largo del país. Grandes rollos de bobinas cinematográficas eran traídas por los cines a través del tren para poder exhibirse en sus salas. Esto acarreaba dos problemas. En primer lugar, el transporte físico de la propia copia y, en segundo lugar, las unidades limitadas que formaban parte de este proceso.

El nuevo cine digital

Hoy en día, las películas se pueden transmitir a través de internet, lo cual facilita la distribución para cualquier sala de cine, independientemente de donde se encuentre, evitando tener que cargar con la copia a todas partes. A esta ventaja le sumamos que ya no es necesario producir miles de copias para distribuir por todos los cines.

Antiguamente, debido a esta limitación de las copias, eran los cines de las grandes ciudades aquellos que contaban con los estrenos más recientes, mientras que localidades más pequeñas tenían que esperar a que estas llegaran a su cartelera.

En definitiva, todas estas facilidades con las que cuenta ahora el cine nos permiten disfrutar del mismo prácticamente en donde nos encontremos. A esto, tenemos que sumarle todos los adelantos que existen en cuanto imagen y sonido que convierten una visita al cine en una auténtica experiencia. El mundo del cine ha evolucionado mucho con los años, lo que nos invita a imaginar un futuro de lo más espectacular, el tiempo lo dirá.