Exprésate a través de tu cuerpo

Un artista que quiera triunfar en el campo audiovisual tiene que tener un buen dominio de su cuerpo y de su voz. Conseguir expresarse sin necesidad de las palabras es fundamental para un buen actor y no digamos para un bailarín. Pero la voz también juega un papel básico para transmitir emociones y sensaciones. Se trata, en definitiva, de lograr expresarse a través del cuerpo.

Y expresarse a través del cuerpo es posible en muchos terrenos: el canto, el baile, el movimiento… y un artista que aspire a llenar un escenario debe de ser capaz de dominar todas estas técnicas. En algunos casos, acabará especializándose tan solo en una de estas artes. En otros casos, tendrá que dominar varias para dedicarse, por ejemplo, a los musicales tan de moda en estos momentos y que requieren de artistas muy completos y con una gran formación académica.

Y esta formación académica puede venir de la mano de una Diplomatura en Actuación Escénica y Audiovisual en Madrid. Estos estudios que constan de dos años académicos no solo capacitan al artista a formar parte de cualquier espectáculo que se represente en un escenario, sino que también le dan las herramientas necesarias para que sea él mismo quién cree sus propias actuaciones y conozca todos los trucos para poder brillar con luz propia sobre el escenario y conquistar al público que acuda a verlo.

Estos estudios pueden completarse con un master, que ofrece la más alta especialización y que siempre resulta muy recomendable para poner la guinda en el pastel de esta formación tan valorada por los buscadores de talentos que necesitan fichar a artistas con una gran formación para sus shows y montajes teatrales. Y uno de los motivos por lo que es tan valorada esta formación es porque conjuga una parte intelectual y teórica con otra práctica que hace que una vez terminados los estudios el alumno esté totalmente capacitado para defenderse sobre un escenario ya que estará acostumbrado al mismo.

Tras los estudios vendrá la hora de adquirir más y más rodaje sacando a relucir todo lo que se ha aprendido y ganando también un aprendizaje nuevo que es el que da la experiencia. Aprovechando cada pequeña oportunidad, se adquirirá el suficiente bagaje para poder prepararse para triunfar a lo grande y disfrutar de un triunfo que será, sin duda alguna, muy merecido y muy trabajado.

Deja una respuesta